[RESEÑA] Alicia en al país de las maravillas, de Tim Burton

marzo 9, 2010

Triste, desafortunada Alicia

Siempre me pareció difícil leer completas las dos novelas de Alicia (en el país de las Maravillas y A través del espejo). Ahora mismo no estoy convencido de haberlas leído enteras. La multitud de interrupciones, canciones, adivinanzas, poemas, juegos de palabras sumada a la capacidad (o como quiera llamársele) de Lewis Carroll de no contar nada cuando tiene todos los elementos para hacerlo, procuran una lectura difícil y deliberadamente irracional (deliberar es razonar, lo sé, pero así va la cosa).

Sin embargo, el asunto con Alicia no se encuentra en la trama. Nunca fue ésa la intención del su autor. Eran otras cosas, menos eso. Resumo en unas líneas mis ideas: el libro es una construcción argumentativa cuyo centro es la falta de sentido y una prueba de fuego a la lógica (desde aquella microscópica del lenguaje, hasta la mayor, la de la historia de las sociedades constituidas); luego, Carroll coloca en el centro de la crisis a una sociedad de cartón, aristócrata y refinada, constituida de rituales exhaustivos y, a menudo, absurdos; luego, más allá, es un relato de autodescubrimiento, de duda, de desazón y de impostura. De lo que habla toda esa obra orate es del poder y de que todo cuanto es verdadero sucumbe ante la Ley. Kafka es Alicia a los cuarenta.

Fuera de esto, están los personajes, inolvidables sin duda, y allá, al fondo, la trama. En Alicia no hay esquemas maniqueos del bien y el mal. La reina de corazones es mala, pero ingenua y vanidosa. El sombrerero loco es ambiguo (¿qué otra cosa?), genial en su imposibilidad de decir algo. Ni siquiera se contradice, simplemente está fuera de las normas del sentido. La oruga y el gato sonriente son oráculos caprichosos, indescifrables, desinteresados de sus propios enigmas, y sus verdades son las verdades de los principios clásicos de la filosofía: el de identidad, el de no contradicción y de tercer excluido. Más allá de estas minucias del sentido común, lo demás es delirio.

Tim Burton dice, acerca de los libros de Alicia: It was always a girl wandering around from one crazy character to another, and I never really felt any real emotional connection. Efectivamente, una chica que va de un lado al otro conversando con gente de una idiotez brillante. Eso es Alicia. Y por algo es así. Burton explica que fue necesario convertir las historias de Alicia en una trama. Primer error. Segundo: llamarle a la guionista responsable de El rey león y La bella y la bestia (Linda Woolverton). Tercero: supongo que todo lo demás, salvo algunos destellos de genialidad en la construcción de Underland y en la caracterización de los personajes.

¿Qué le hizo creer a Burton que a la historia de Alicia le hacia falta trama? Tal vez su patrón, Disney, pero incluso la versión de Mickey Mouse del 51 es mucho más atrevida que ésta. Y no se trata del atrevimiento, ni de la encantadora necedad de hacer remakes (El planeta de los simios, El jinete sin cabeza, Charlie y la fábrica de chocolates, etcétera), ni de lo que alguien con la cabeza y el presupuesto de Tim Burton puede hacer. Se trata de un principio básico de composición, de entender cuando una historia es forzada a caber en la conocida fórmula del Camino del Héroe. Si no entra, pues no entra. Lógica de calcetín. Y, a mi parecer, es un error elemental. Burton ha logrado ser quien es justo porque el camino del héroe le importa un comino (nos ha entregado héroes y antihéroes, finales trágicos y finales felices) porque, en realidad, persigue una forma de contar, una forma de ver, una forma de hacer lo extraño, de colocar en el centro de la escena masiva lo disfuncional, lo irregular. Quién hubiera pensado que sus monos cadavéricos y maquillados iban a salir de regalo en las bolsas de dulces. Y de pronto llega y dice: “esto es demasiado irregular y disfuncional, vamos a ponerlo derecho”. Vaya padrino.

Si alguien quiere hacer una película con trama, que no escoja Alicia ni el Ulises de Joyce. Hay obras que son mejores para provocar impactos emocionales (Big fish es enorme, por eso).

La película de Burton es sosa –sin la cáustica– los personajes han sido despojados de algo que les era fundamental: ahora vagan por ahí, dando explicaciones y pidiendo perdón por ser como son. La guionista falla una y otra vez cuando quiere mostrar esa insanidad lingüística que se encuentra siempre en el borde del abismo (y conste que no estoy haciendo una comparación ociosa entre el libro y la película, son dos obras diferentes; para ser claros: aun sin conocer el libro, la película, en general, apesta). Por alguna razón, Alicia debe salvar un reino y pelear contra un dragón medieval utilizando una espada mágica, montada en el lomo de un perro dientón. Hay una batalla épica entre dos ejércitos (rojo y blanco), una reina buena (extraordinario el papel de Anne Hathaway) y una reina mala (lo mismo: siempre será estimulante ver a la esposa de Burton haciéndose la demente), un sombrerero que es detenido en un calabozo por su activismo político (esta vez la actuación del Manos de Tijera no funciona, ni en el acento ni en el encanto) y un gato sonriente arrepentido porque traicionó la causa cuando le pidieron ayuda. Y ni hablar de la sabia oruga-Gandalf o del chocante reparto de culpas al final.

De todas las películas genéricas que ha hecho Burton, creo que es la que menos respeto tiene por el espectador. Se vuelve predecible aunque uno se resista a creer que lo que está viendo es lo que uno está viendo. Floja por todas partes (argumentativamente, repito, aunque mis lentes de 3D eran demasiado oscuros y estaban demasiado sucios), las posibilidades irracionales, perversas, alegres, bipolares, que me venían a la cabeza con la combinación Burton-Carrol se vinieron abajo en poco menos de dos horas.

Pero soy injusto. Contar una historia que no tiene historia, echarlo a perder y seguir teniendo el sello de la casa Soy-Burton-Y- Hago-Cosas-Raras debe ser inimaginablemente difícil (por eso muchos nos dedicamos a criticar y no a hacer cosas útiles y hermosas). En una reseña del New Yor Observer: the film comes off like something directed by a novice who spent one too many afternoons in the Tim Burton exhibit at the Museum of Modern Art. Not one moment during the 108-minute film feels authentic.

No me gusta decir lo que pienso, pero creo que tiene razón.

Anuncios

9 comentarios to “[RESEÑA] Alicia en al país de las maravillas, de Tim Burton”


  1. Excelente reseña, Carlos.
    No pude ir al cine este fin de semana, pero me dan ganas. Burton no me mata, pero me atrae su propuesta estética. No he leído el libro ni visto alguna de las versiones cinematográficas anteriores. Iré “virgen” a ver esta Alicia. A ver qué tal. Un abrazo.

  2. Rodolfo V. Says:

    Mi estimado Carlos, muy buena reseña, coincido contigo en el 99 %, solo agregaría que Alicia (Mia Wasikowska) es muy guapa, jaja. No me encantó la película y me pareció muy trivial en varias secciones. Está dominguera y ya…

    Saludos

  3. edith Says:

    Tus lentes nos estaban sucios… así de mal se ve la película en 3D; oscura, muy oscura.


  4. Durante algunos días he tratado de postrar mi opinion a muchas de las personas con quien la he visto y/o amigos que se que lo han hecho que se creen encantados por esta pelicula.

    No dire que soy un fan from hell de los libros, pero los lei y me gustaron tanto precisamente por la disparatada y carente capacidad de no contar nada con tanto contenido, personajes, frases y situaciones.

    Tu critica es sumamente completa y me he atrevido a dirigir a varias de estas personas que comento al principio a tu blog con el argumento de que “si yo hubiera escrito algo al respecto, seria como esto”

    Gracias y felicidades por tu critica.

  5. Furtiva Says:

    Ahora sí, me dio tristeza.

  6. Tanya Says:

    wow…. de verdad?
    Vas a juzgar un imaginario en el mundo de Carroll cuando tu creaste DOS??? ja ja ja
    a mi me encanto!
    alguna vez viste el regreso a oz? RETURN TO OZ 1985?????
    vela….. estoy segura que Burton tuvo algo que ver…. aficionada como soy muchos personajes en esa pelicula del 85 parecen aparecer en su filmografia y ademas son el perfecto ejemplo de Alice in Wonderland 3D….

  7. s Says:

    Poco que agregar a este desmenuzamiento que haces (pareces triturador de basura). Ciertamente es lo que debe hacerse con la basura, al menos de este tipo -yo no tengo triturador pero me imagino que debe ser divertido echarle cosas que no sirven y escuchar como se hacen pedazos. No estaba al tanto de la destacada trayectoria de la guionista, tal vez ahora entiendo un poco más porque la historia:

    a)existe
    b)apesta
    c)es moralina (que puede incluirse en la anterior, desde luego)

    Màs allá de coincidir en tus juicios, y de sonreír con tu peculiar comparativo Kafkiano, creo que en el ùltimo de los casos Alicia podrìa efectivamente clasificarse como una novela de aprendizaje, una bildungsroman (como dicen los entendidos. Si bien este “aprendizaje” tiene que ver con una inmersión en el no-sentido de las cosas, una forma de entender que aprender no es necesariamente aprehender, sino observar y seguir adelante por donde uno crea que debe seguir -careciendo de elemento alguno que sustente esa decisión, o al menos pensando eso. Tal es mi reminiscencia de una lectura parcial y empolvada de Carroll. Por eso es que me resulta todavía más recalcitrante (al grado de usar este adjetivo) esta Alicia predestinada y ausente, esta Alicia tonta, no ingenua, tonta.

  8. anonimo Says:

    muy buena esa película es super ficciosa muy linda la verdad

  9. grisislas Says:

    Tu reseña de Alicia en el país de las maravillas es muy buena, me hizo revivir la peli, soy fan “de hueso colorado”!! Saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: